Teléfono fijo: 91 016 75 58 - Teléfono Móvil: 692 067 068 Email: se.ortnecdirdamneogolocisp@ofni Skype: nataliavivasgarcia

Áreas de intervención

Natalia Vivas García

Trastornos de personalidad

Trastorno evitativo.- las personas con este problema anticipan sufrimiento ante las experiencias que subjetivamente para ellos son consideradas como posiblemente dolorosas y tienden a evitarlas. Sienten miedo y desconfianza ante los demás, controlando sus deseos de afecto. Este mecanismo les sirve para autoprotegerse pero en realidad hace que no puedan optar a ninguna experiencia positiva porque consideran que es mejor alejarse para evitar un sufrimiento que arriesgarse a “vivir”.

Una personalidad sana permite afrontar correctamente las situaciones adversas que nos presanta la vida.

Trastorno depresivo.- las personas depresivas experimentan dolor constante, ya que el placer no se considera posible. Han perdido la esperanza, se ven derrotadas y desanimadas, manteniendo una actitud pesimista ante ellos mismos, ante la vida, y ante los demás.

Trastorno dependiente.- los dependientes son personas que tienen una actitud pasiva ante la vida, por lo que asumen un rol pasivo en las relaciones con los demás, recurriendo a ellos para obtener protección y esperando que les den lo que necesiten. Buscan relaciones donde les proporcionen la seguridad que ellas no tienen, sometiéndose a los deseos de los demás para no perder su cariño.

Trastorno histriónico.- los histriónicos tienen una importante necesidad de afecto y la buscan de forma indiscriminada. Son socialmente hábiles y muestran una aparente confianza en sí mismos, aunque en realidad bajo esa apariencia se esconde una autoestima dañada y una inseguridad significativa.

Trastorno esquizoide.- las personas con este problema son apáticas y distantes con los demás, sus emociones son mínimas, incapaces de sentir placer o dolor.

Trastornos de personalidad

Trastorno esquizotipico.- en este caso, las personas prefieren aislarse y relacionarse lo menos posible, se abstraen de los demás y presentan ciertas excentricidades en ocasiones (desde fuera les ven como “raros” o “diferentes”).

Trastorno narcisista.- las personas narcisistas se centran en sí mismas y muestran una actitud de superioridad ante los demás porque han aprendido a sobrevalorarse, sin que se hayan confirmado logros reales o aprobación social, pero ellos mismos creen que sí.

Trastorno Obsesivo.- los obsesivos actúan con excesiva prudencia y control emocional, siendo muy disciplinados mostrando una apariencia de pasividad y conformidad social. En su foro interno presentan una lucha entre la hostilidad ante los demás y el miedo a su desaprobación, resolviendo este conflicto exigiéndose mucho a sí mismos y a los demás, y manteniendo la actitud conformista.

Trastorno Límite.- Es muy frecuente que este trastorno sea la base de otros problemas de menor gravedad. Estas personas sufren problemas de regulación afectiva (estado de ánimo lábil e inestable) y tienen dificultades para mantener su identidad, presentando sentimientos ambivalentes como la ira, el amor o la culpa, Les preocupa conseguir el cariño de los demás pero no lo cuidan para conseguirlo.

Trastorno Paranoide.- las personas con este problema muestran una actitud de desconfianza ante los demás, anticipando intenciones negativas en ellos cuando no las hay. Presentan irritabilidad, emociones lineales e inflexibilidad de pensamiento.